Telones en la noche

LA POESÍA NO MUERDE

Te encuentro en la noche,
oscura,
amenazante de tijera en piernas
y savia entre selva
y amarguras,
ríos de sangre y agua,
leche expectante,
labios y hierbas que susurran
“adelante”
anhelantes,
incisivas.

Me abordas con la cuerda de lascivia
y matas,
degüellas,
me calcinas,
ocultas en tu piel mi fuego interno
decapitado,
maldito,
condenado al pantanoso sepulcro,
adicto,
alucinado en su ígneo recorrido,
absorto en su ir y venir
y en tus rugidos,
renegado y rebelde,
vanguardista bandido,
ofensor ofensivo.

Hartazgo tras el martirio…

la miel indiferente gotea,
surca los delirios
abandonada en tres ríos
de selvas,
tijeras
y troncos caídos,
desafiando al adiós
y a los hijos del frío,
a la guerra del ayer,
al pecho vacío.

Te suelto en la noche
irradiando entre ríos,
abandonando al pecho en su derrama
de calores dormidos,
abrazando oscuridades,
telones caídos.

Carlos Zapata (Querétaro, Mex.)

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s