El cartero llama dos veces II

impresionante…

El Blog de Arena

El 9 de noviembre de 2004, Stieg Larsson, periodista y autor de la serie de novelas póstumas Millennium, falleció después de sufrir un ataque al corazón. Tenía 50 años de edad. Al mes siguiente, su compañera de toda la vida, Eva Gabrielsson, encontró la siguiente carta entre sus pertenencias, marcada “Para ser abierto sólo después de mi muerte”. La carta había sido escrita antes de un viaje a África en 1977, cuando tenía sólo Larsson tenía sólo 22 años.

Stieg Larsson and Eva Gabrielsson in 1980 

Estocolmo,
09 de febrero 1977

Eva, mi amor,

Se ha acabado. De una forma u otra, todo llega a su fin. Algún día todo termina. Esa es quizás una de las más fascinantes verdades que conocemos del universo entero. Las estrellas mueren, las galaxias mueren, los planetas mueren. Y la gente muere también. Nunca he sido un creyente, pero el día que me empecé a interesar por la astronomía creo…

Ver la entrada original 419 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s