Relato 2parte “Huida al sur 2” Conociendo Granada primera parte

Unos meses después de mi llegada a la ciudad, en una de mis horas libres visite con una vecina de mí mismo edificio donde yo trabajo el barrio de Albaycin, , un antiguo barrio árabe situado entre las colinas de la Alhambra y el cerro de San Cristóbal.
– Como veras este barrio es un mundo aparte del conjunto granadino, veras que hay fuerte influencia musulmana.
– Estas calles son muy estrechas parecen las calles de mi pueblo.
– Pues sí, lo son, una de las muchas cosas interesantes que tiene este barrio, es que fue el lugar donde se erigió la primera corte musulmana del siglo XI, creo que se llamaba la Ziri, no lo sé con toda exactitud.
– Alguna cosas más que saber.
– El máximo momento de esplendor de este barrio, fue si no me equivoco, en los últimos años del dominio nazarí, aquí había muchos habitantes y por lo menos unas treinta mezquitas. Este es un barrio para relajarse, para recorrer, como lo estamos haciendo ya, sus callejuelas y descubrir cosas que no vienen en ninguna guía.
Después de dar un largo paseo, por este barrio, nos acercamos a un bar donde pedimos unas tapas y nos sentamos en una de sus terrazas para comer.
Mientras esperábamos, se nos acercó un joven de unos 35 años, apuesto, y con una sonrisa muy simpática.
– ¡Hola!, ¿sois de aquí?,
– Hola, yo sí, mi amiga es gallega.
– (yo nerviosa y sin saber por qué?, ¡hola!
– Perdonad mi intromisión, es que me parecía tan raro oír vuestros acentos, no me parecíais de aquí. Yo me llamo Diego soy de Salamanca, y llevo aquí unas semanas, al terminar el verano empezare a trabajar como profesor en un colegio, puedo sentarme con vosotras
– (yo poniendo una sonrisa de oreja a oreja), claro no hay ningún problema, ¿no conoces a nadie verdad?
– No, es mi primera vez en esta ciudad, intentó hablar con la gente, pero debo de tener pinta de mala gente porque la mayoría de ellos huyen de mí.
Las dos nos reímos a carcajadas, lo que hace que el pobre Diego se sienta un poco incómodo pero se nos pasa pronto y le pedimos disculpas, es algo habitual que la gente desconocida, no nos de buena espina, pero eso no solo pasa en esta ciudad sino en todas las partes. Comimos los tres juntos y charlamos de las noticias más destacadas de la semana. Al acabar decidimos visitar el Sacro mote, y Diego también nos acompañó.
El cerro rojizo seco, erizado ofrece panoramas de indescriptible belleza, junto con el conjunto de las torres de la Alhambra, las laderas blancas del caserío albaicinero y el verdor del valle de Valparaíso, por donde Discurre el Darro, todo ese conjunto es impresionante, de ver y de disfrutar.
Las cuevas del Sacro Monte han sido hogar durante siglos de gitanos, y artistas flamencos. Alma poseída de profundas pasiones y oscuros misterios que se expresan en el espectáculo de sus Zambras.
Nuestra llegada fue por la tarde ya tirando a la noche, por sus calles aún se veían, gente visitándolas, tanto nacional como extranjeros nosotros nos desplazamos a una zambra para escuchar unas horas más tarde su música y sus poesías.
Yo disfrute de esa noche como nunca lo había hecho antes, me reí, bailé. Al llegar a la casa donde trabajaba, mi jefa me dijo que se me notaba mucho mejor que unos meses ates, que parecía más feliz. Yo sonriendo le comente lo que había hecho ese día y como disfrute de ello, ella sonriendo me dijo buenas noches, yo me fui a la cama con ganas de que llegara otro día, para encontrarme con Daniel y visitar otra parte de esta hermosa ciudad, Granada.
Con el paso de los días disfrutaba más con los niños, y también con las tareas del hogar, algunas veces llamábamos a Daniel y nos acompañaba a sus actividades, para acompañarme y que yo no estuviera sola esperando por ellos. Así le fui conociendo más.
Daniel era un joven muy simpático, siempre tenía un momento para hacer alguna broma o contar alguna anécdota divertida. Cuando llego el domingo decidimos hacer otra visita, pero esta vez nosotros solos. Peor eso es otra historia que contare en la tercera parte de este relato.

PD (la información sobre los lugares de Granada que aparecen en este relato, son cogidos de paginas web sobre la ciudad)

Anuncios

Relato 2parte “Huida al sur 2” Conociendo Granada primera parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s