Relato 4 parte “Huida al sur 4” Conociendo Granada tercera parte

El domingo siguiente decidimos ir a visitar lo que nos quedaba de la Alhambra, Diego estaba feliz de verme, tenía una sonrisa muy tierna, me hacía sentir muy contenta al verlo sonreír así, hacia mí.
Hicimos el recorrido de la otra vez, peo esta vez fijándonos mucho más en todo con más detenimiento. Después de ver los dos palacios de nuevo y de encontrarnos con cosas que no nos habíamos fijado anteriormente llegamos al Mexuar.
– Bueno, Mila, como siempre te empiezo a leer lo que pone el libro, aunque a día de hoy casi me lo sé de memoria. Esta sala servía de sala de audiencia y justicia para casos importantes. Según pone en el libro tenía una cámara elevada cerrada por celosías donde se sentaba el sultán a escuchar sin ser visto.
– Ah, interesante, así podría decidir según como viese el juicio.
– Eso no lo pone, pero seguramente le gustaría informarse de todo lo que sucedía en sus tierras y con su gente.
Al fondo encontramos una pequeña habitación, que servía de oratorio, desde donde se divisaba el Abaicín, se encuentra orientado de forma diferente a la muralla, para cumplir su función religiosa. La decoración es resultado de multitud de intervenciones entre el siglo XVI y el siglo XX. En tiempos cristianos se utilizó esta sala como capilla.
A continuación entramos en un patio llamado el Patio del Mexuar o del Cuarto Dorado. No se conoce con certeza el destino dado a esta zona en época árabe. Si se conoce que se adaptó como habitación para Isabel de Portugal, para su estancia en la Alhambra, aunque nunca llegó a ocuparla.
– Diego, mira el techo parece de madera y la decoración de piñas y conchas, le dice Mila asombrada.
– Si según el libro, las ventanas están cerradas con celosía y dos portadas rectangulares bordeadas de cenefa de cerámica. esta estancia está decorada con pinturas góticas, escudos y emblemas de los reyes Católicos. Y también de estas dos puertas una conduce al palacio oficial y la otra no conduce a ningún lugar. Como ves la que conduce al palacio es más sencilla que la otras, esto era para confundir a los asaltantes y ladrones. Esta fachada fue erigida por mandato del Mohamed V, siendo inaugurada en 1370.
Después nos dirigimos a otra sala que aún no habíamos visitado y que estaba en el patio de los Arrayanes. Este patio comunica con la sala de la Barca, llamada así ya que presenta ricas yeserías con el escudo nazarí y dentro de él, la palabra (bendición), en árabe es Baraca y los castellanos lo escucharon como Barca.
Esta sala, de forma rectangular de 24 metros por 4,35, parece ser que era más pequeña en un principio, y su ampliación fue realizada por Mohamed V. En esta sala existió una bóveda semicilíndrica que fue destruida por el fuego del incendio de 1890, sustituida por una reproducción de aquella que fue totalmente terminada en 1964. Los muros presentan las yeserías con el escudo nazarí y la palabra «Bendición» y el lema de la dinastía «Sólo Dios es vencedor».
Después nos dirigimos a la Torre de Comares, tambien llamado (Salón de Comares o Salón de los Embajadores).
Des de él patio anterior, el de los Arrayanes, destaca este torreón, y se accede a él por la sala de la barca.
Esta estancia es la más amplia y elevada de todo el palacio, ocupa el interior de la Torre e Comares, dominando con su vista el valle del Daro. Su construcción data del segundo tercio del Siglo XIV, siendo sultán nazarí de Granada, Yusuf I, aunque probablemente no viera terminada la obra que ordeno construir y adornar ricamente, ya que diversas inscripciones atribuyen su autoría a su hijo Mohamed V. Su función principal era celebrar las audiencias privadas del sultán.
Según pudimos ver y también leer en el libro mide 18 metros de altura, y originalmente el suelo era de mármol, y en la actualidad es de barro. En el centro de la sala se puede observar un cuadrado con el nombre de Alá escrito sobre azulejos.
Es un lugar con un contenido poético muy rico, ya que pudimos encontrar distintas composiciones, como alabanzas a Dios y al emir, también algunos fragmentos del Corán. Cada centímetro de la pared está cubierto por algún elemento decorativo hasta las ventanas de la torre.
También nos fijamos que en sus laterales hay nueva alcobas, tres por cada uno de los lados del salón, y la alcoba central al norte correspondía al sultán. El nombre de camores es por las ventanas ya que la vidrieras de colores se llaman cumarias, de ay el nombre comares. Las paredes están cubiertas de yeserías con motivos de conchas, flores, estrellas, escrituras. . Sala policromada: oro en el relieve, colores claros en lo profundo. Zócalo decorado con azulejos . El suelo original era de cerámica vidriada en blanco y azul con escudos de armas como motivos ornamentales.
Las paredes están, además, decoradas con versículos coránicos y poemas realizados en yesería, lo que le debían conceder a esta sala en sus orígenes, con la decoración que no nos ha llegado, con sus juegos de luz y su ambiente cortesano, una de las salas palaciegas más impresionantes del mundo islámico. La calefacción era de braseros y la iluminación con lámparas de aceite.
Uno de los aspectos más atrayentes del Salón de los Embajadores es su techo, de forma cúbica. En él se representan los siete cielos de la cultura musulmana, situados uno encima de otro. El Corán dice que sobre ellos está el trono de Dios; todo el techo está lleno de estrellas, en total son ciento cinco.
– Mila, mira parece como si estuviéramos al aire libre, (se acerca a ella y la abraza, ella le corresponde).
– Si, pone algo más, de verdad es una de las mejores representaciones de esa época a que sí.
– Si lo es una de las mejores de la edad media. Dice diego. Aquí poco más pone pero é leído en la Wikipedia algo más. Esta realizado en madrea de cedro con instrucciones de madera de diferentes colores, y va formando estrellas superpuestas que forman diferentes niveles.
– Es muy bonito, yo me pasaría horas mirando el techo y pensando que es el cielo.
– Si lo es, Mila seguimos.
– Si claro.

Nuestra siguiente visita fue al Patio de los leones, no os asustéis no hay leones reales, bueno en aquella época no lo sabemos, pero en la actualidad no.

– Diego, pone hay en que año fue construido este patio. Dice Mila
– Si, en 1377 por deseo de Mohamed V, y si es el hijo del Yusuf I y se terminó trece años después. También pone que este patio tenía un anterior nombre, Al-Haram.
– O es a mí o me parece un trapezoide, dice Mila.
– Si, a mí también me lo parece.
– También tiene un jardín interior. y de cada una de estas cuatro salas fluye un arroyo que va al centro: Los cuatro ríos del Paraíso descritos en el Corán, según pone el libro
– Pues es precioso, este lugar debió ser un espacio de armonía y tranquilidad.
– (Asiente) me parece que sí.

Después de esto nos acercamos a la fuente de los leones, los últimos datos datan del siglo XIV, siendo fabricada la fuente en su conjunto, tanto leones como taza, al mismo tiempo.
Este descubrimiento viene a rectificar las informaciones que indicaban la procedencia de los leones de un palacio, anterior a la alhambra, perteneciente al primer visir de la dinastía zirí Samuel Ibn Nagrella. A su vez, se ha podido descubrir tres tipologías de leones en base a sus elementos formales diferenciadores. Cada una la conforma un grupo de cuatro leones con similitud dos a dos en sus rasgos: nariz, pelaje de la melena, fauces y posición y relieve de la cola.
La fuente de los leones tiene diversas significaciones o simbologías, ninguna de ellas corroboradas. Por una parte los doce leones tienen una simbolización astrológica, cada león alude a un signo zodiacal. Por otra, tiene una significación política o mayestática que está relacionada con el templo del rey Salomón (puesto que hay una inscripción en la fuente referida a este) y el mar de bronce del mismo templo. Por última y la más importante, alude a un símbolo paradisíaco refiriéndose así a la fuente, originaria de la vida y los 4 ríos del Paraíso. Pero lo que sí se puede decir, es que la fuente como tal es una alegoría del poder que reside en el sultán.

Anuncios

Un comentario en “Relato 4 parte “Huida al sur 4” Conociendo Granada tercera parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s