Inquietante inquietud

VIVENCIAS

3ea70561dbt

Desde que ella lo vio

todo es calor en su piel

tan fuerte lo que sintió

que su boca sabe a hiel.

Quiere sentirle cercano

acoplarse junto a él

sujetarle de la mano

besar sus labios de miel.

Son miles las sensaciones

y en su mente le reclama

que haga sus ropas jirones

y que se encienda la llama.

Fuego que él apagara

fuego que ella encendiera

calor que le regalara

brasas que le devolviera.

Tanto le había soñado

tanto luchado por él

que la dicha había arañado

solo con oler su piel.

Los dos se saboreaban

enlazando sus sentidos

nada ya los separaba

querían seguir unidos.

Saboreando despacio

el néctar de sus deseos

ya no les quedaba espacio

ni rincón en sus paseos.

Fue llegando la mañana

las horas corrían de prisa

y la realidad pagana

desdibujó su sonrisa.

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s