Lo Único Que Me Queda

Sonetos En Fuga

Se llenaban las calles de pozos sucios. Lluvia que caía en los barriales, las pisadas sin sentido abundaban por toda la calle. Tantas veces caminamos sin saber adonde vamos, y tantas otras con nuestros planes tropezamos; destrozados, acabados por las farsas que nos siembran desde niños, esas que nos hacen creer que aquí arriba todo es distinto. La magia de los veinticinco que se desvanece en estos fríos pasillos pintados de un blanco letárgico, los trajes desteñidos por los mitos con los que los vestimos y en un cajón se duermen los amigos, se guardan hasta que sepamos convivir primero con nosotros mismos.

La lluvia sigue cayendo y yo acá por dentro simulando desiertos, paseándome por los valles donde solo habitan los ecos de estas almas que conmigo cargo, de los múltiples personajes que encarno, sobre todo cuando los días no pintan tan bien. Camino despacio y aún así de…

Ver la entrada original 298 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s