Nuevo relato “Mico el príncipe Gato”

Todos conocemos la historias que cuentan sobre el sapo príncipe, ese sapo que si lo besabas aparecía convertido en un príncipe, bueno eso es la fantasía que muchas tenemos, bueno yo me incluyo, de pequeña buscaba sapos para ver si los besaba y aparecía el príncipe, ” que ingenua de mi por favor”, aunque nunca los encontré, seguramente no me atrevería a besadlos, seguro que diría que asco.

Pero dejando de hablar sobre sapos, vamos a la historia de Mico.

Como sabéis, o si no lo sabéis os lo comento yo, aquí en Galicia suelen tener mala fama los Gatos negros, a lo cual yo no comparto, por que son como los demás gatos, solo que de un color oscuro. Pero hay leyendas que cuentan que traen mal augurios a quien los ve, lo cual me parece muy difícil siendo un animal dócil y cariñoso.

Por eso Mico se escondía de los humanos, era de un color negro intenso, tenía 6 años. pero guardaba un estaño secreto, cada solsticio de verano se convertía en un guapo príncipe, si, si así como os lo digo, en un guapo príncipe, cada año cuando sucedía, visitaba a sus padres, en la rivera de un río Gallego, (si sus padres son humanos). Y pensareis que paso para dicho castigo, pues el castigo del pobre príncipe fue debido, a que su bisabuela tenía tanto odio a los gatos, que al ver uno, le pegaba un puntapié para que se largara de su lado, por eso un día un gato mágico al recibir un puntapié de su bisabuela este la castigo con una maldición, la maldición en cuestión era que sus nietos y bisnietos varones se transformarían en gatos asta que se apiadaran de ellos una joven y les diera un beso, con cariño y no con repugnancia.

Y desde que Mico (Miguel), fue adulto se convertido en gato, como castigo a lo que había hecho su antepasada.

Y así pasaban los días Mico, de aquí para aya haber si se encontraba con una joven que le quisiera y no le diera asco por ser de color negro.

Y un día en un pequeño bosque rodeado de casas, nació una joven llamada Luisa, esta joven le gustaba mucho los animales, sobre todo los gatos. Ella siempre pedía por sus cumpleaños y navidades un gato negro de compañía, lo cual sus padres siempre le regalaban otras cosas, por que decían que los gatos eran sucios y que en su casa no querían ese tipo de animales.

Luisa fue creciendo y creciendo y un día se encontró con Mico, cuando paseaba en el bosque al rededor de su casa, ella lo cogió con cariño, lo acarició, jugo con el, y al ver que el gato se encariñaba con ella, se lo llevo a casa.

Luisa vivía sola, ya que sus padres compraran un piso en la ciudad y se habían instalado allí, por eso Luisa
lo acogió con cariño, en su casa, y cuando llego el solsticio de verano Mico se convirtió en el joven príncipe, lo que hizo que Luisa se desmayara.

Mico se acerco y le dio un tierno beso en un moflete, para despertarla, lo que hizo que Luisa, se levantara asustada, le pregunto que era, y Mico le contó la historia de su familia. Luisa lo entendió y se hizo su amiga para siempre, ya que al final, ella se enamoro del príncipe gato, y el de ella.

La maldición desapareció ya que el gato mágico regreso para dar gracias a tan joven mujer, y perdonar a Mico por la maldición que su familia tenía.

Fin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s