Nuevo Relato: Relato 8 parte “Huida al sur 8” Conociendo Granada sexta parte

– Ey Mila, que contestas, sí o no.
– Si Diego claro que me gustaría ser tu pareja.
(Se acerca a ella y le da un tierno beso en los labios)
– Sabes, tenía miedo de hacerte esta pregunta. Dice Diego
– Porque, somos amigos des de hace unos meses, y nos llevamos bien tenemos algún que otro gusto compartidos, y nos encanta esta bella ciudad.
Ágata y el amigo de Diego se acercaron de nuevo a nosotros con una sonrisa de Oreja a oreja.
– ¡Por fin! te has decidido a pedirle de salir, me alegro mucho migo.(le dice esto mientras diego asiente).
– Si no fuera por ti seguramente dejaría pasar esta oportunidad que me da la vida.
– ¿Esta oportunidad?, ¿has tenido otra? Dice Mila.
– Si, hace años salí con una chica de mi tierra, estábamos loquitos el uno por el otro, salíamos a dar paseos todos los días después de nuestra hora de trabajo, disfrutábamos de la vida y de estar juntos, pero un día.
– ¿Qué le paso?, pregunto Ágata.
– No le paso nada malo, solo que se fue encerrado en sí misma, debía de tener fantasmas que yo no conocía y poco a poco dejo de salir con migo todos los días. Un día la llame para quedar y me dijo que no podía, en un principio pensé que había quedado con alguna de sus amigas, pero con el paso de los días me di cuenta que no era así. Un día me encontré con una de sus mejores amigas y nos fuimos a tomar un café, esta me conto que llevaba tiempo sin verla, que había del día para la mañana decidido dejar de salir con ella, en un principio pensó que era porque estaba muy ocupada con el trabajo, pero por lo que sabía no era por eso.
– Al final ¿supiste porque te dejo plantado?.
– Si, tenía una madre y un padre muy autoritarios, le controlaban todo, con quien salía lo que hacía. Su madre hasta la acosaba, unas semanas antes de que ella se comportara así, yo tuve que hacer un viaje por trabajo a Madrid, y tarde unos días, la llame poco porque me olvide de llevar el cargador del móvil. Lo que no imagine fue que s madre fuera tan malvada, ella le decía que seguramente yo estaba con otra, que seguro le era infiel, dejo de creer en lo que yo le decía y le hizo caso a su madre.
– Pobrecita, dijo Mila.
– No solo fue con eso, después de mi vuelta la acosaban todos los días, me hacía preguntas raras.
– ¿Qué preguntas?
– Todas aquellas que nunca me hizo antes, como ¿con quién salía cuando no podía ella?, ¿Qué hacía en mis ratos libres después de dar clase?, si tenía alguna compañera en el trabajo soltera. Y bueno muchas más. Se empezó a hacer celosa, y desconfiada.
– Madre mía como la controlaba la madre.
– Mucho, la controlaba más de lo que vosotras os podéis imaginar. La intente convencer para que viniera a vivir con migo. Que fuéramos una pareja oficial, pero lo que conseguía yo por una parte la madre se lo quitaba por la otra.
– Pobrecita. Seguramente vivía en una cárcel. Dice Ágata.
– Un día se fue de su casa, para no volver me dejo una nota que ponía “decidí disfrutar de la vida, sin que nadie me lo prohíba, eso intentaba hacer poco a poco contigo, me hacías sentir viva, y podía respirar ya que me ahogaba en mi agonía. Pero no pude, necesitaba escapar de esa cárcel y de mi cárcel interior y entrar en la paz terrenal, seguir los caminos que yo quería no los que mis padres querían que yo hiciera. Yo no encontraba mi camino de la felicidad, lo intentaba con todas mis fuerzas al estar contigo, pero siempre me lo impedían. El primer día que me diste un abrazo, cuando nos conocimos, recuerdas, al llegar a casa mi madre me hecho una bronca porque me había acercado tanto a un desconocido, que sabe dios que había estado haciendo. Yo le dije que solo nos abrazáramos y ella aun así me dijo que con un abrazo no se cogía el olor de la colonia tan fácilmente. Y con ese abrazo estaba dando a entender que era fácil”
– Yo te he abrazado barias veces y…
– (sonríe), yo con esta carta que como veis aun la recuerdo en mi memoria, me di cuenta de lo manipulada que estaba por sus padres, no la dejaban respirar, ella intentaba encontrar su camino a la felicidad, pero ellos se lo impidan y todo lo veía negro, no se encontraba a sí misma no lo conseguía por que la echaban para atrás, la acobardaban.
– Pobrecita. ¿pero al final dijiste que se fue de casa?
– Si, le pidió ayuda a un médico y este la ayudo a desaparecer, sus padres la buscaron por todos los lugares que pudieron durante meses pero al final alguien llamo a la policía diciendo que era ella, y que no quería saber nada de sus padres, que les dijera que no iba a volver a casa, y que se olvidaran de ella.
– ¿Tenía hermanos?
– No era hija única.
– Y ¿Cómo supiste que fue un médico quien la ayudo a esconderse?
– Porque fue el quien vino a mi casa a traerme su carta y a contarme que estaba bien y que no me preocupara por ella.
– Hay que ser muy fuerte, teniendo unos padres así, pedir a alguien que te ayude, que te esconda o que te lleve a alguna parte donde estés a salvo, donde no te encuentre, y ese médico que al final no te descubra. Dice Ágata
– Los médicos tiene secreto profesional, si les pides ayuda ellos no pueden divulgar nada, aunque le pagues una millonada o le lleves a un juicio, ellos en su ética es la de preservar la intimidad de sus pacientes, aunque un familiar directo, como un padre o una madre, digan que quieren saber la verdad o donde está, ellos no pueden decírselo si el paciente no quiere. Podrían perder su trabajo, por hacerlo. Dice Mila.
– Bueno chicas, os parece bien que sigamos con la visita, ya vale por hoy contar historias tristes.

Después de esta charla nos fuimos a visitar el Partal, que debe su nombre a la voz árabe que significa pórtico, y se refiere a los restos de la residencia del Sultán Yusuf III, es el más septentrional de los Palacios Nazaríes.
– Chicos por que no vamos a probar los Baños árabes. Dice Mila.
– (Diego sonríe), oh te apetece mucho ir.
– Sí, mi jefa dice que son muy lindos y… (la mirada de Diego se hace más intensa), me apetece ir y probar.
– A vosotros dos que os parece. (pregunta Diego)
– A mi bien y a ti.
– También, nunca antes los había probado.
– Pues vamos entonces. Dice diego
Los Baños son la joya de la casa árabe. El baño para el musulmán es una obligación religiosa. La construcción es copia de las termas romanas.

Tienen 3 salas:
1. Cambio de ropa y descanso. Sala de las camas y reposo. Aquí se desnudaban, pasaban luego al baño y volvían a descansar. A veces les traían aquí la comida. En la galería alta había músicos y cantores.
2. Masaje. Sala de refresco o masaje. Son dos galerías con arcos.
3. Vapor. Sala de vapor. Más pequeña. Las bóvedas están abiertas con tragaluces en forma de estrella que en su día estaban cubiertos con cristales de colores, pero no herméticos, de manera que pudiese salir el vapor y entrar el aire fresco.
Después de estar observando la belleza de cómo estaba todo preparado y de que nos explicaran como se utilizaban antiguamente y en la actualidad, decidimos regresar a nuestra rutina de visitar nuevos lugares. Si fuimos un poco cobardes a la hora de probarlos, bien porque yo teníamos ropa de baño para entrar o bien porque me sentía aun cohibida por el hecho de gustarle a Diego y de que me viera desnuda.

Fuimos a visitar el convento a San Francisco, en la actualidad es un Parador de Turismo, es un edificio del siglo XVI, fue edificado sobre un palacete musulmán, de él se conserva ente otros restos, un bello mirador que sobresale del edificio, fácilmente identificable, en cuyo interior fueron preparadas las fosas sepulcrales de los Reyes Católicos, mientras se construía en la ciudad el Panteón de la Capilla Real, donde hoy reposan sus restos mortales.
Fue construido por los Reyes Católicos en 1494 sobre un palacio nazarita, el palacio de los infantes de Muhammad III (1303-1309), del que aún se conservan importantes restos como la Sala Nazarí. En su claustro y habitaciones se exponen numerosas piezas de arte y mobiliario abandonado el monasterio en 1835 por los franciscanos fue utilizado durante el siglo XIX como cuartel. Bajo la dirección del arquitecto Leopoldo Torres Balbás se rescató de la ruina casi total entre 1927 y 1936, reconvertido el edificio en residencia de pintores. Francisco Prieto-Moreno Pardo, como jefe arquitectónico y conservador de la Alhambra realizo excavaciones arqueológicas aflorando entre sus restos el hamman o baño árabe del palacio musulmán, edificando la zona que se usa hoy como parador.
Después de esta visita, Ágata y el amigo de Diego nos dejaron solo, y nosotros comenzamos a pasear. Era nuestro primer paseo como pareja, como amigos habíamos tenido muchos, también ido al cine, pero así tan juntos tan acaramelado como ahora, en ninguna de las anteriores veces lo habíamos hecho, ni siquiera sabía que le gustaba, era un chico tan atractivo, tan sexi, que dudaba que se pudiera interesar por una chica como yo.
– En qué piensas. (pregunta Diego)
– En lo sorprendida que estoy porque me hayas pedido de salir
– Y eso, ¿Por qué estás tan sorprendida?
– Porque los chicos como tú, no suelen encajar o gustarle las chicas como yo.
– Umm, el prototipo ¿no?
– ¿El prototipo?
– Si eso que hacían en mi época de juventud los chicos, que tenían que salir con chicas, delgadas altas, 90,80,90 etc..
– Si eso.
– Pues (le da un tierno beso en la frente), que sepas que eso a mí no me va.
– Um que raro, siendo tan sexi y guapo, creía que…
– Creer es muy fácil, pero otra cosa es que suceda.
– Gracias, por ser tan franco.
– De nada, además que ibas hacer tu sola aquí en granada si yo me buscaba otra chica con la que salir
– Seguramente aburrirme, un poco
– Solo un poco
– Bueno bastante.
– (Sonríe y le da otro tierno beso), estaba pensando, te apetece tener para próximo fin de semana una cena romántica con migo, en mi casa. Yo preparo la cena.
– Y tu compañera de piso
– No te preocupes, lleva semanas diciéndome que si me declaro, me dejara un fin de semana la casa libre para mi sólito.
– Y ella a donde va a ir a dormir
– A casa de su pareja
– Ah, bien entonces, quedamos para el próximo fin de semana y cena romatica.
– Apuntado en el calendario.
– ¿Y, que vas a preparar de cena?
– Eso es el secreto del chef, no te lo puedo contar.

Continuara….

La información que tengo recopilada sobre las historia de Granada y sobre lo que se puede ver esta recopilada en la Wikipedia o otras paginas en intenet

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s