Nuevo relato navideño “Cuento de navidad 2014-2015 (Siempre hay alguien que desea estar contigo)”

Paco era un señor mayor de unos 80 años, vivía solo y no tenía familia, el único allegado a él era un sobrino nieto que vivía a cine quilómetros de donde vivía el.
Todas las navidades las pasaba solo, sin ninguna compañía, ya que estaba acostumbrado, hacia 19 años que su mujer había fallecido de una triste enfermedad, dejándolo solo y triste.
Su única compañía era su perro Dogo, que lo acompañaba fuera don de fuera, y por la semana la asistente que le venía a limpiar la casa y a hacerle la comida.
Pero estas navidades iban a ser diferentes. En la víspera había tenido un sueño algo extraño, le conto a Gabriela su asistenta, que había soñado con el ratoncito Pérez, está sonriendo y le dijo que era ya muy mayor para creer que ese ratoncito existiera.
Entonces le empezó a contar, que se había quedado dormido en el sillón mientras veía un programa de la televisión, al poco rato notaba como si en el asiento de al lado al suyo se movía algo, y lo despertó sobresaltado, quito la manta que cubría al sillón y llevándose un buen susto apareció el ratón.
Ratoncito: Hola viejo amigo.
Gabriela: Espere un momento, le hablo el ratoncito. Hay madre, si que estaba bien dormido.
El señor mayor continúo con su relato, sin hacer mucho caso al comentario de Gabriela.
Sr Paco: (pensando, muy dormido debo de estar porque estoy viendo a un ratón hablar), hola, este sueño es muy interesante. Le dice el al ratón.
Ratoncito: Sea o no un sueño, llevo años parando en invierno en esta casa y nunca le he visto ser feliz en estas fechas tan allegadas a la navidad.
Sr Paco: Bueno hace años que mi mujer murió, mi único hijo vive en otro continente y no se acuerda de que tiene un padre y mi único pariente cercano es un sobrino nieto que no conozco.
Ratoncito: Y porque no va a pasar las navidades con sus vecinos o amigos.
Sr Paco: Oh, mis vecinos tienen bien con quien lidiar en estas fechas, y tampoco me gusta molestar a personas que solo veo una vez cada cuando.
Ratoncito: ejem muy triste es su vida entonces, no tiene a nadie con quien pasar unas fechas tan lindas.
Sr Paco: Bueno, para mi dejaron de ser lindas hace muchos años, y no me siento querido por nadie, salvo por la chica que me cuida y por un viejo amigo que en estas fechas se va a Madrid a ver a su familia.
Ratoncito: Bueno, ya que soy un ratón mágico y me ha tratado usted muy bien, sin saberlo claro está, le voy a conceder un deseo, pida que yo se lo cumplo.
Sr Paco: jejejej, bueno me encantaría tener noticias de mi hijo y también conocer a mi sobrino nieto único que tengo.
Ratoncito: Deseo concedido.
Gabriela: Un bonito sueño si señor, muy bonito.
Sr Paco: Pues sí, muy lindo, lo que no me esperaba es que hoy a la mañana el padre de este sobrino nieto me llamara para felicitarme la Navidad y me invitara a pasar la nochebuena y Navidad con ellos.
Gabriela: No me diga, que sorpresa debió de tener.
Sr Paco: Si una linda sorpresa a la que no me han dejado que la rechazara, mi sobrino quiere verme y su hijo también. No pudieron invitarme en años anteriores por que se fueron a trabajar al extranjero pero que ahora se ha jubilado y que le apetece recuperar el contacto que teníamos cuando éramos jóvenes.
Gabriela: Y de su hijo, ha tenido alguna noticia.
Sr Paco: No, de él no sé nada.
Gabriela: Que pena, el ratoncito solo le pudo conceder un deseo, bueno pero algo es algo.
Sr Paco: Pues si más bien es algo que nada.
Llegada la nochebuena, el anciano recibió la visita de este sobrino y de su hijo que lo venían a recoger para ir a comer a su casa.

Para el sr Paco fueron unas lindas navidades, donde disfruto del cariño de un sobrino que hacía tiempo que no veía y de la familia de este. Comieron, bebieron contaron anécdotas de cuando eran jóvenes algunas reales otras imaginadas que con el paso del tiempo se hicieron reales. Lo que no se esperaba es que al regresar de su Navidad feliz se iba a encontrar con otra sorpresa. Su hijo Oscar al que llevaba muchos años sin ver le esperaba en las puertas de su casa con su familia y una sonrisa de oreja a oreja.
Para paco fueron dos semanas inolvidables, y todo gracias a un ratoncito mágico.
Fin..

Anuncios

5 comentarios en “Nuevo relato navideño “Cuento de navidad 2014-2015 (Siempre hay alguien que desea estar contigo)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s